10 pistas gastronómicas para saborear Boston

Al ser ciudad portuaria, Boston ofrece una gastronomía variada y marinera que puede encontrarse fácilmente en la carta de la mayoría de restaurantes locales. Olvida la idea -muy española- de que en Estados Unidos sólo se sirven hamburguesas y fast food y abre mente -y cartera- a nuevos sitios como los que te enseñamos en esta deliciosa entrada. Si no te apetece o no puedes permitírtelo, siempre tendrás a mano McDonald’s, Burger King, KFC o Dunkin Donuts para que, en menos de una semana, tu colesterol alcance niveles insospechados. No digas que no te lo advertimos y toma buena de estos 10 lugares para comer en Boston

1. ‘Barking Crab’: en un ambiente de lo más informal y al aire libre, con largas mesas de madera compartidas con otros comensales, y unas maravillosas vistas del puerto, se ubica este restaurante especializado en mariscos y pescados frescos. Degustar una langosta de Maine a la parrilla o unas patas de cangrejo de Alaska debería ser obligatorio para cualquier visitante.

Comer en Boston
Fired grilled lobster, en ‘Barking Crab’
Comer en Boston
Alaskan bairdi legs, en ‘Braking Crab’

2. ‘Myers+Chang’: platos vietnamitas, tailandeses, taiwaneses y chinos en este ‘indie diner’ en el que Joanne Chang y su marido, Christopher Myers, cocinan mano a mano auténticas delicias que no superan los 20 dólares por ración. Si puedes, siéntate a la barra para disfrutar del espectáculo y refréscate con una soda casera de piña y jengibre o litchi y frambuesa. Si has estado en el neoyorquino ‘Momofuku’, encontrarás más de una similitud.

Comer en Boston
Mama chang’s pork dumplings, en ‘Myers+Chang’
Comer en Boston
Soft shell crab, en ‘Myers+Chang’
Comer en Boston
Nasi goreng, en ‘Myers+Chang’

3. ‘Union Oyster House’: distinguido como el restaurante más antiguo de Estados Unidos, sirve comidas desde 1826. Está dividido en varias zonas: barra, oyster bar y restaurante en la planta superior, donde el presidente Kennedy tenía una mesa reservada para cuando quisiera disponer de ella. Aunque la especialidad, como su propio nombre indica, son las ostras -a las que no somos muy aficionados- nos aventuramos con un plato variado y unos mejillones que nos dejaron bastante indiferentes…

Comer en Boston
Cerveza en la barra de ‘Union Oyster House’
Comer en Boston
Ye olde seafood platter, en ‘Union Oyster House’
Comer en Boston
Mejillones. en ‘Union Oyster House’

4. Quincy Market: abierto desde el 26 de agosto de 1826, está compuesto de más de cincuenta restaurantes y puestos de todas las nacionalidades imaginables, el clásico food hall donde comprar comida y buscar después un sitio donde hincarle el diente. Si afuera diluvia, como fue nuestro caso, es una tarea ardua, pero merece la pena intentarlo y probar Clam chowder, la sopa de almejas típica de las ciudades costeras americanas, y Lobster roll, especialidad de algunos condados como Massachussets y Maine, una ensalada fría de langosta en un bollo de pan ligeramente dulce. Quincy Market también está formado por varios pubs, una sucursal de ‘Cheers’ y otra de ‘Wagamama’. Ideal para comer en Boston por poco dinero.

Comer en Boston
Quincy Market
Comer en Boston
Sopa de almejas (clam chowder), en Quincy Market
Comer en Boston
Lobster roll, en Quincy Market

5. Hotel Intercontinental: cada día, hasta las 3 de la tarde, el bar ‘Rumba’ del lujoso establecimiento sirve un menú exprés por 21 dólares (sin tasas ni propina) que consiste en un plato único con una pequeña ensalada y una carne o pescado. Perfecto para una parada rápida antes de seguir devorando Boston.

Comer en Boston
Kale salad and Grilled maple cedar plank atlantic salmon
Comer en Boston
Beet salad toasted Vermont goat cheese and grilled chicken

6. ‘Shake Shack’: desde que las probamos en Nueva York hace ya unos cuantos años, no hemos encontrado otras hamburguesas en Estados Unidos que nos hayan gustado más. Ternera Angus 100% natural (sin antibióticos ni hormonas), productos frescos y una salsa que enamora para un bocado que no supera los 5 dólares. Además, las patatas fritas no son congeladas, sino cortadas a mano diariamente. Hay dos sucursales para comer en Boston: una en Chestnut Hill y otra en Harvard Square.

Comer en Boston
Hamburguesas en ‘Shake Shack’

7. Whole Food Market. La comida orgánica está de moda en Estados Unidos y Whole Food Market es la primera gran cadena que sólo vende este tipo de productos. A pesar de que el precio es bastante más elevado que un supermercado tradicional, merece la pena para un desayuno o almuerzo informal, ya que la mayoría de ellos dispone de una zona con mesas (además de Wi-Fi y lavabos para los clientes). Los más grandes cuentan con un amplio take away donde comprar bocados bastante sanos, desde sopas, ensaladas o sushi a pollos y carnes asadas pasando por sándwiches preparados al momento con los ingredientes que uno elija, eso sí, siempre orgánicos y que cumplan los requisitos de la compañía. Si no te lo crees, echa un vistazo al listado de ingredientes inaceptables para sus alimentos.

Comer en Boston
Bagels en Whole Food Market

8. Food trucks. El descubrimiento del viaje para comer en Boston han sido las camionetas que encuentras a cada paso por Estados Unidos. La hora del almuerzo y las zonas de oficinas son perfectas para estos negocios que, desgraciadamente, tantas trabas están encontrando para instaurarse en nuestro país. En el mercado de SOWA, que se celebra cada domingo de 11 de la mañana a 4 de la tarde, han habilitado un área especial para que los vehículos aparquen sin problemas y los platos que ofrecen puedan saborearse en un improvisado comedor al aire libre (y al sol). Pizzas, tacos, grilled cheese sandwiches y algunas opciones vegetarianas, entre las más demandadas.

Comer en Boston
Food truck en Federal Reserve Plaza Park
Comer en Boston
Food trucks en Sowa Market

9. ‘L Street Tavern’. Si eres tan cinéfilo como nosotros, merecerá la pena un paseo hasta esta taberna de South Boston donde se rodaron algunas escenas de ‘Good Will Hunting’, película que supuso el salto a la fama del bostoniano Matt Damon y su inseparable amigo, Ben Affleck. Aunque no se trata de un restaurante, consideramos que la cerveza -aunque sea americana- debe tener un lugar destacado en la gastronomía.

Comer en Boston
Una Samuel Adam’s en L Street Tavern

10. Aeropuerto de Logan. A veces, uno se lleva sorpresas para comer en Boston cuando menos lo espera. Acostumbrados a la desastrosa oferta gastronómica de los aeropuertos españoles, ‘Vineyard Grill’ fue la mejor manera de despedir la ciudad cuando ya pensábamos que deberíamos rendirnos al odioso fast food. Situado en la terminal E, justo antes del control de seguridad, ofrece una carta con pescados, mariscos, hamburguesas, sándwiches y ensaladas, además de 15 variedades de cerveza local y un buen puñado de vinos. Decir adiós a esta maravillosa ciudad con una Ensalada de langosta, un jugoso filete a la parrilla y una botella de Merlot no tiene precio… Además, la factura te da acceso VIP al control de seguridad, evitando así una larga espera.

Comer en Boston
Ensalada de langosta, en ‘Vineyard Grille’
Comer en Boston
Grilled steak, en ‘Vineyard Grille’
Comer en Boston
Merlot

¿Has estado en la capital de Massachusetts? ¿Nos recomiendas otros lugares para comer en Boston?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.